RUSIA,RT.- La aterradora capacidad destructiva de Priz, una temible arma termobárica rusa clasificada en el país como ‘lanzallamas’, ha sido mostrada por la cadena estatal de televisión rusa Rossiya.

En el vídeo adjunto se aprecia cómo el primer disparo de un periodista del canal destroza un autobús, mientras que el segundo arranca la torreta de un BRDM, [vehículo blindado de reconocimiento], hasta hace poco un hecho impensable para un proyectil sin núcleo de tungsteno y desprovisto de carga hueca.

El secreto de esta arma, una de las más temibles del arsenal ruso, reside en el hecho de que su munición contiene dos cargas explosivas que activan químicos inflamables: la primera expulsa un aerosol inflamable, mientras que la segunda inflama el combustible al detonar.

En consecuencia, la potencia de esta munición, desarrollada por los armeros de la ciudad de Tula y que pesa únicamente 3,2 kilos, equivale por su efecto a 8-9 kilos de TNT, a lo que se une su contundente efecto letal y psicológico.