Agencias

Santo Domingo y Londres.- La organización internacional Oxfam, actualmente en el ojo de una tormenta por un escándalo de abuso sexual en diversos países, trabaja en República Dominicana en colaboración con entidades locales y nacionales que incluyen organizaciones no gubernamentales (ONG).

A finales del año pasado presentó el estudio “Se buscan: recursos para garantizar derechos”, que planteó un malgasto de recursos económicos en el Gobierno superior a RD$90,000 millones durante el año 2017.

El estudio señalaba que por concepto de las denominadas “botellas” se destinaban RD$39,000 millones al año durante el 2017, una cifra que equivale al 1.1% del PIB.

“Oxfam desarrolló esta investigación como parte de la campaña «Cambiemos las prioridades », que se ejecuta conjuntamente con el colectivo Casa Ya, y que demanda al Estado que invierta el 1% del PIB a la sectorial de vivienda durante 10 años de forma sostenida”, explica la entidad en el apartado dedicado a República Dominicana en su portal de internet.

La entidad funciona en la calle Hermanos Deligne esquina Josefa Perdomo, numero 160, en Gascue, Santo Domingo.

También en Chad

Más de 120 trabajadores de organizaciones no gubernamentales británicas fueron acusados de abusos sexuales el año pasado, según reveló ayer el diario The Sunday Times, que esta semana destapó que cooperantes de Oxfam contrataron a prostitutas en Haití tras el terremoto de 2010.

Según las cifras publicadas por el periódico, Oxfam registró 87 casos el año pasado, Save the Children 31, de los cuales 10 “fueron puestos en conocimiento de la policía y las autoridades civiles” y la organización Christian Aid registró 2 incidentes.

El periódico “The Observer” reveló ayer acusaciones de un antiguo trabajador de Oxfam que detalla cómo los cooperantes utilizaron a prostitutas en el Chad en 2006.

En ese momento, el jefe de la misión en el país era Roland van Hauwermeiren, que dimitió en 2011 tras admitir la explotación sexual de mujeres tras el terremoto que devastó Haití en 2010.

“Tengo mucho respeto por Oxfam, hacen un gran trabajo, pero esto un problema que afecta a todo el sector”, dijo el extrabajador de la organización británica a The Observer.

El gobierno británico le advirtió al grupo humanitario Oxfam que podría perder financiamiento público si no entrega toda la información sobre el escándalo de abuso sexual de sus empleados en Haití.