Rafaela Figuereo

Rafaela Figuereo

SANTO DOMINGO.-La Unión Nacional de Servicios de Enfermería UNASE-CASC, con motivo de la Semana Santa, fecha en que recordamos la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, aprovecha la ocasión para pedir al pueblo dominicano a que actué con comedimiento,  moderación y espíritu de reflexión.

La UNASE-CASC, expresa que inspirados en el sacrificio de nuestro señor Jesucristo quien dio la muestra de amor más grande que recuerde la humanidad al dar su vida por la salvación de los hombres, nos comprometamos a ser mejores personas y ciudadanos.

Es preciso que hagamos un alto en el camino y meditemos  sobre la necesidad que tiene nuestra nación de recuperar los valores éticos, familiares y ciudadanos, fundamentados en la fe cristiana.

La desigualdad manifestada  en todos los órdenes, así como los niveles  de violencia que estremecen nuestra sociedad  demanda una profunda y seria reflexión.

Instamos en esta Semana Santa  a cada ciudadano a pedir a Dios que otorgue la suficiente  fuerza espiritual para cambiar nuestras vidas de manera particular  y el rumbo que lleva nuestra nación en sentido general y de esta manera aportar la dosis necesaria de espiritualidad y amor que requiere nuestra sociedad.

En este momento la República Dominicana necesita recuperar la paz y el sosiego y para  tales fines es necesario que emprendamos  una búsqueda sincera de Dios, por lo que consideramos que esta Semana Santa, es la mejor época para alcanzar ese objetivo.

Que la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, abra nuestros corazones, abracemos a nuestros semejantes, para que todos unidos elevemos  una plegaria de amor, redención y bienestar para todos.

La familia dominicana demanda volver a su génesis como valor inspirador en  su esencia  y fundamento cristiano, para que de esta manea cada madre desde el momento de la concepción asuma  el deber ineludible de impregnar a través del amor y la comunión única  entre madre e hija, valores éticos, culturales y morales que formen y orienten a ese nuevo ser y le ayuden a llegar al mundo y crecer con el compromiso  de ser buen ciudadano comprometido con la igualdad, la justicia, la paz y la construcción de un mejor país en progreso y bienestar donde todos seamos hermanos y donde se respete el valor de la vida como fundamento inalienable.

La UNASE-CASC, aprovecha la ocasión para hacer un llamado a nuestras autoridades para que reflexionen sobre la situación de carencias en que se encuentra la población, sobre todo los trabajadores tanto del sector público como privado.

Por lo que exhortamos que nuestras autoridades asuman el compromiso de enfrentar los males que afectan básicamente al sector salud mejorando la calidad de los servicios, concluir en el menor tiempo posible la construcción y reparación de los centros asistenciales, reconocer los derechos adquiridos de los trabajadores y trabajadoras del sector.

En ese sentido, la UNASE- CASC, solicita por este medio una urgente convocatoria  para sentarnos  a discutir  y  analizar todas las vías posibles para que en el próximo  presupuesto de la nación  se considere asignar el 5 por ciento  del PIB al sector salud.

La Unión Nacional de Servicios de Enfermería UNASE-CASC, reitera su llamado  a la población a manejar con cuidado, disfrutar las playas con prudencia, respetar las normas de convivencia y fraternidad humana para que nadie se adueñe  del espacio del otro y el excesivo consumo de alcohol  no cierre con un balance trágico  de accidentes fatales, muertes por inmersión, crímenes  generados por la violencia, entre otros.