MONSEÑOR NOUEL. La Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud (PEDECSA) conjuntamente con inspectores del Departamento de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud Pública y miembros del Departamento de Productos Adulterados de la Policía Nacional, cerraron un laboratorio clandestino que se dedicaba a la falsificación de medicamentos en el sector Respaldo Quisqueya, del municipio de Bonao.

Durante la operación fue arrestado el señor Enrique Pedro Pablo Ball Domínguez, supuesto propietario y administrador del laboratorio, contra el cual será solicitada en las próximas horas ante la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Monseñor Nouel la imposición de medidas de coerción, consistente en prisión preventiva.

El titular de la procuraduría especializada, magistrado Rafael Brito Peña, quien ofreció la información, dijo que durante el allanamiento fueron confiscados miles de productos farmacéuticos falsificados con las características de vencidos y reetiquetados.

Asimismo, dijo que fueron decomisados jarabes en grandes cubetas, inyectables vencidos del 2008, crema tópica, ampicilina, analgésico y antihipertensivos, así como estimulantes sexuales, antigripales, materias primas y equipos rudimentarios, entre otros.

El magistrado Brito Peña dijo que también allanaron la farmacia Prosperidad, que funciona en la parte delantera del laboratorio, donde fueron ocupados productos ilícitos vinculados a dicho laboratorio.

Indicó que también fue allanada la farmacia Lample Suárez.

El representante del Ministerio Público dijo que las operaciones fueron ejecutadas en virtud de sendas órdenes de allanamientos, emitidas por la magistrada Rosa María Almonte Francisco, juez interina de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Judicial de Monseñor Nouel.