Por Wilson Pérez

SANTO DOMINGO.-El miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Nicolás Calderón,  restó importancia a las supuestas fricciones entre el liderazgo de esa organización, al señalar que los máximos representantes, Danilo Medina y Leonel Fernández, son dos compañeros y amigos de décadas.

El director de los Comedores Económicos del Estado, advierte que en los niveles medios pudieran estar cruzándose los límites y provocar daño, por lo que reitera el llamado de la dirección a que se mantenga el comedimiento.

“No hay un ambiente de hostilidad entre ambos, no lo hay son dos compañeros, dos amigos con una vinculación de más de 40 años, vinculación directa, familiar y partidaria”, subrayó Calderón.

El funcionario, dijo que una diferencia de criterio en un tema específico, no puede verse como algo insalvable ni mucho menos pronosticar fricciones: En este caso  “una diferencia en lo relativo a la Ley de Partidos, en cuanto al tema de las primarias donde uno tiene una visión y al final se impondrá la razón”, adujo.

En ese orden, significó que siempre impera el criterio de que la unidad del Partido es algo que no debe ponerse en juego y que en ella radica su fortaleza, adujo “El PLD unido ha demostrado en numerosas ocasiones que es invencible”, reiteró.

Nicolás Calderón instó a los dirigentes del PLD actuar con altura y evitar acciones que desencadenen en ruido, como ese que ha puesto de relieve el que la unidad y el consenso a lo interno del partido pudiera afectarse.