La tormenta invernal pega con furia en Estados Unidos

tormenta-nemo3-2WASHINGTON.— La fuerte tormenta de nieve, bautizada como Nemo por el canal meteorológico Weather Channel, sacudió de nuevo ayer el noreste de Estados Unidos dejando a más de 662 mil personas sin electricidad y al menos seis muertos (tres en ese país y tres en Canadá). Hasta el cierre de esta edición no aumentó la cifra.

Las autoridades declararon estado de emergencia en Nueva York, Connecticut, Rhode Island, New Hampshire, la costa de Maine y Massachusetts, donde además se emitió una prohibición de circular por carretera, pues la nieve alcanzó hasta un metro de altura.

Una joven de 18 años perdió el control de su automóvil en una calle cubierta de nieve en Poughkeepsie, en Nueva York, y atropelló a un peatón, informó la televisión CNN. Se trata de un hombre de 74 años que murió tras ser trasladado a un hospital.

Otra de las fallecidas fue una mujer de 81 años que fue arrollada por un vehículo en Connecticut mientras utilizaba un quitanieves, informó el canal de televisión NBC. También en ese estado murió otro hombre al resbalar y caer desde su terraza.

En una autopista del estado de Nueva York cientos de vehículos quedaron varados en la nieve. Aun así, en la metrópolis se empezó a recuperar la normalidad y se reabrieron los aeropuertos.

En Upton, Nueva York, se registraron 56 centímetros de nieve y en Mansfield, en el sur de Massachussetts, 41. Portland, la mayor ciudad de Maine, registró 38 centímetros y en el famoso Central Park neoyorquino cayeron unos 15.

Las autoridades advirtieron que podría alcanzarse hasta un metro de nieve en Boston y en algunos lugares las temperaturas cayeron a hasta 32 grados bajo cero.

El gobernador de Massachussetts, Deval Patrick, ha decretado una prohibición absoluta de circulación con excepción del personal de rescate, determinados servicios públicos, trabajadores de las empresas de suministro y periodistas.

Según la emisora NBC, la nieve y los fuertes vientos afectaron especialmente el suministro eléctrico en Massachussetts, donde casi 400 mil usuarios se quedaron sin luz. En Rhode Island fueron unos 180 mil y en Connecticut 35 mil.

El Departamento de Energía informó que al menos 662 mil hogares y negocios quedaron sin electricidad.

Canadá, azotada por temporal

La tormenta Nemo causó al menos tres muertos en Ontario, dos de ellos a consecuencia de accidentes de tráfico.

La tormenta, que tiene un diámetro de casi mil 800 kilómetros, también obligó a cancelar 800 vuelos en el aeropuerto internacional de Toronto y provocó centenares de accidentes de tránsito en las provincias más afectadas debido a la pobre visibilidad y la nieve acumulada en las carreteras.

Sólo en Ontario, la policía provincial informó de más de 300 accidentes, dos ellos mortales.

La policía provincial de Ontario dijo que los accidentes obligaron al cierre de 45 kilómetros de la autopista 401,la más frecuentada del país.

El Servicio Meteorológico de Canadá advirtió que la parte más meridional de la provincia de Ontario recibiría entre 15 y 25 centímetros de nieve junto con vientos de hasta 60 kilómetros por hora.

Los meteorólogos también advirtieron que en Toronto, la principal ciudad canadiense, se registrarán 25 centímetros de nieve, la mayor nevada en los últimos cinco años.

La ciudad desplegó 600 quitanieves en las calles para retirar la nieve, pero advirtió que las máquinas serán sólo capaces de limpiar las principales avenidas de la ciudad.

Nemo paraliza transporte

Las aerolíneas de Nueva York cancelaron ayer más de cinco mil 300 vuelos y fueron cerrados los tres principales aeropuertos que dan servicio a la Gran Manzana, debido al impacto de la tormenta Nemo, informaron las autoridades.

Las líneas aéreas comenzaron la cancelación de operaciones en los tres grandes aeropuertos de Nueva York, en Boston, en Providence y en Portland, después siguieron las otras terminales de la zona. Esperan retomar hoy las labores cotidianas.

De acuerdo con el sitio de internet FlightAware, las aerolíneas cancelaron hasta cuatro mil vuelos programados, previniendo contratiempos por la tormenta.

El tráfico aéreo, terrestre y ferroviario prácticamente fue suspendido en todo el noreste de Estados Unidos, donde viven unos 40 millones de habitantes.

Las personas en la región se apuraron desde el viernes a ultimar los preparativos para la llegada de lo que algunos ya califican como la “tormenta de nieve del siglo”.

Se estima que unos 40 millones de estadunidenses serán afectados por apagones, accidentes y falta de movilidad.

Las autoridades estadunidenses han puesto en operación un software llamado VIPER (Virtual Inconvenienced Passenger Expedited Reprotection) para encontrar un vuelo nuevo para los pasajeros cuyos vuelos hayan sido cancelados.

Este programa se encarga de encontrar, automáticamente, una ruta alternativa que pueda utilizar un pasajero durante una tormenta y le envía al interesado un mensaje para informarle de qué manera pueden ayudarle con el nuevo destino.

Los meteorólogos de la aerolínea JetBlue entregan un pronóstico de las condiciones climáticas con una semana de anticipación.

Se espera que las condiciones climatológicas mejoren hoy en la región.

You May Also Like