La propuesta de autogas es técnicamente factible

Por Miguel René De la Cruz

El intenso debate en torno a la inclusión de la venta de gas licuado de petróleo (GLP) en las estaciones de combustibles líquidos me ha brindado la rara, pero exquisita, oportunidad de entrelazar dos aspectos de mi vida profesional que se han ido formando, producto tanto del esfuerzo deliberado como del buen azar.

Esta interesante contienda me ha permitido unir mi trayectoria carrera profesional dentro del sector hidrocarburos con mi vocación de académico; esta última que ya sobrepasa los quince años y que valoro como un apostolado que demanda todo mi respeto y devoción por encima de cualquier otra actividad.

La madurez me ha permitido manejar esa dualidad con fluidez, ambas se complementan, me ayudan a crecer y a contribuir con el crecimiento de otros.

Durante octubre y noviembre he tenido el honor de participar, a raíz del debate, en varias actividades académicas, tanto en rol de conferencista, como también en la moderación de uno de eso eventos que refiero a continuación.

El 31 de octubre tuve la enorme distinción de ser invitado por el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia), a participar en el panel “Distribución y venta de gas licuado de petróleo en las estaciones de combustibles”.

Este estuvo muy bien organizado por el Núcleo de Ingenieros Químicos de dicha entidad, compartiendo con reconocidas personalidades, entre la cuales destaco a los señores ingenieros Ignacio Ditrén, Osiris de León, Arnulfo Rivas, y Juan Ignacio Espaillat; para citar solo algunos de los participantes.

Esta actividad, abierta al público, contó con muy buena receptividad, en especial de personas ligadas al sector y miembros del Codia. Allí se mostró la factibilidad técnica y comercial de la propuesta de venta de GLP en estaciones mixtas, así como la no existencia de una incompatibilidad química o de reacción entre los combustibles que provienen de una matriz común, como lo es el petróleo, y que son molecularmente muy cercanos.

También se respondieron preguntas del público en torno a la seguridad de las estaciones actuales de GLP, aunque no se enfatizó tanto acerca de las estaciones combinadas, evidenciando más la preocupación presente que la futura; un factor que compartimos y lo hemos reiterado en cada intervención sobre el debate.

En adición a esto, se mostró que el sector del GLP, a través de los representantes que estaban presentes, esgrimen la bandera de una seguridad que no poseen, como mecanismo disuasivo para desalentar un avance que sí garantizará más seguridad y conveniencia para el usuario y mayor eficacia al Estado como ente regulador.

El sector parece escudarse en el hecho de que las cosas siempre se han hecho de esa manera y que no hay motivo para cambiar, además de los intereses económicos manifiestos que intentan proteger por encima del bienestar del consumidor y trasgrediendo los límites de la prudencia.

El foro

Posteriormente, el 28 de noviembre participé como moderador de importante panel, acompañando a Walkiria Caamaño, presidenta de ADEIC, en el Primer Foro “Autogas: Voces expertas con opciones viables”, organizado por la Asociación Dominicana de Empresas de la Industria del Combustible y Guiliani Security & Safety, una de las filiales de la reconocida firma jurídica y de seguridad del ex gobernador de la ciudad de Nueva York, Rudolf Guiliani.

Esta actividad contó con la participación de distinguidos expertos nacionales y extranjeros, miembros destacados, e incluso directivos de la NFPA (National Fire Protection Agency) en los capítulos relativos a manejo de combustibles, estaciones mixtas y GLP.

El foro incluyó la conferencia magistral de Susan Bershad, ingeniera química sénior de la NFPA, y experta en el tema de los líquidos inflamables. También se presentó a Jack Murphy, ingeniero especializado en incendios y ciencias del fuego de Nueva Jersey, en Estados Unidos.

Además, se presentaron posteriores debates de panel en los cuales participaron Robert Renkes, director ejecutivo de Fiberglass Tank & Pipe Institute; el señor Al Ramírez, miembro de NFPA; el ingeniero Juan Ignacio Espaillat, de la Comisión Latinoamericana de Empresarios de Combustibles (CLAEC); Antonio Macías, director de la NFPA para Latinoamérica; Daniel Pou, experto en Políticas Públicas y de Seguridad Ciudadana; y John Huvane, director ejecutivo de Giuliani Security & Safety Group.

¿Cuáles enseñanzas y conclusiones pude extraer de ambos eventos? En perfecta consonancia con lo que toda la industria, las autoridades, e incluso los amigos que hoy día nos antagonizan sabenÖ la propuesta de autogas es técnicamente factible, es una práctica habitual en otros países, lo que significa que es absolutamente más seguro operar estaciones mixtas, es decir, servir GLP en las estaciones de combustibles líquidos, siempre que se cumplan las normas definidas para tales fines y el estado ejerza su rol de ente regulador imparcial y eficaz.

Además de las extraordinarias conclusiones derivadas de las ponencias y discusiones; la jornada también ofreció circunstancias casuales de muy alto significado.

Durante la jornada tuvimos el honor de contar con la distinguida presencia de Theodore Lemoff, miembro del salón de la fama del GLP en Estados Unidos y asesor técnico de algunas empresas importadoras y distribuidoras de GLP en República Dominicana.

Lemoff confirmó de manera pública, honesta y espontánea lo ya conocido por todos: “Si se siguen las normas; el GLP en las estaciones combinadas es tan seguro como la gasolina”.

Ya resueltas las inquietudes y dudas infundadas sobre la seguridad; conversemos ahora sobre la conveniencia del cliente que es el eslabón más importante, no la nuestra como sector.

Hablemos sobre los servicios que recibirán en el futuro cercano, los beneficios para las autoridades, y despojémonos por un momento del abrigo cómodo y generoso del “status quo”.

Seamos sensatos, evitemos medidas que, bajo la distorsionada premisa de “postergar, detener para arreglar”, paralicen el progreso de los mercados y vulneren las garantías jurídicas que amerita la inversión de capitales y afecten de manera irremediable los preceptos constitucionales que amparan a toda inversión privada: derecho a la libre competencia y a la libre empresa.

El mantenimiento del “Status quo”, aún sea bajo el insostenible y frágil pretexto de garantizar un ordenamiento que evidentemente está estructurado exclusivamente para beneficio de algunos participantes establecidos; especialmente a los más grandes y poderosos, en detrimento de innovaciones, novedosas tecnologías y nuevos integrantes y de los participantes más pequeños que a la postre serán absorbidos por estos gigantes que han mostrado una voracidad incontrolable y con los cuales se alinean hoy sin entender a ciencia cierta qué es lo que están defendiendo.

El mercado

Haciendo un resumen muy breve, el mercado está compuesto por las empresas que ofertan el GLP, los consumidores, y el organismo regulador. Alguien se ha preguntado qué opinan los usuarios, ¿Qué sienten los consumidores sobre el servicio que se les ofrece?, ¿Alguien conoce sus impresiones sobre este “status quo” que no permite la evolución del sector para beneficio de todos?.

¿Le han preguntado estos señores a sus consumidores qué se siente al tener que desmotarse temerosos de sus vehículos (innecesario bajo el formato autogas) para ser reabastecidos de combustibles?.

Si existe una alternativa viable que permite superar todas esas limitaciones, miedos, sinsabores, inseguridades, costos innecesarios y arbitrariedades, ¿Por qué la resistencia al cambio?, ¿Por qué no darle al consumidor lo que se merece por lo que paga?, ¿Por qué obstaculizar en vez de facilitar..? Hagámonos todos esa pregunta, reflexiones; demos el próximo paso y avancemos por el bien de la nación.

El autor es director Corporativo De Negocios y Nuevos Proyectos, United Petroleum Grupo Haina, S.R.L.

You May Also Like