Productos de tabaco IQOS

Lausanne, Suiza. Philip Morris International Inc. (PMI) anuncia los resultados positivos de un avanzado estudio clínico sobre IQOS, el primer producto de tabaco calentado electrónicamente diseñado por la compañía.

Dicho estudio ha sido publicado en la revista científica Nicotine & Tobacco Research.

El estudio fue realizado en Japón durante tres meses por Osaki Hospital Tokyo Heart Center, una prestigiosa organización de investigación clínica.

El análisis demostró que los fumadores que se cambiaron a IQOS redujeron su exposición a 15 químicos nocivos, hacia niveles que se aproximan a aquellos que dejaron de fumar.

Así mismo, se evidenciaron mejoras en indicadores de salud en enfermedades relacionadas con el tabaquismo, tales como enfermedades del pulmón y el corazón.

En todos los casos, los indicadores de salud mejoraron en la misma dirección observada en fumadores que dejaron el hábito, por lo que se están realizando más pruebas en un estudio de más largo plazo.

Del mismo modo, el estudio reveló que el producto satisface a sus consumidores, y es probable que muchos hagan el cambio completo de cigarrillos convencionales a IQOS.

La investigación se realizó en línea con pautas reconocidas internacionalmente para estudios clínicos, tales como las buenas prácticas clínicas definidas por la Conferencia Internacional sobre Armonización de Requisitos Técnicos para el Registro de Productos Farmacéuticos para Uso Humano.

En este caso, 160 fumadores se dividieron en tres grupos: los que continuaron fumando, los que dejaron de fumar, y los que cambiaron totalmente a IQOS.

Los participantes pasaron cinco días en una clínica y continuaron el experimento en casa por 85 días más, tiempo en el cual les fueron tomadas regularmente muestras biológicas y otras mediciones.

El programa de investigación de PMI, diseñado para confirmar el potencial de reducción del riesgo de IQOS, incluye estudios clínicos y de laboratorio, así como investigaciones sobre el uso del producto y una evaluación sobre la forma en la que los fumadores entienden las comunicaciones relacionadas con riesgo reducido.