LUIS DE LEON

SANTO DOMINGO.- La Fuerza Boschista del Partido de la Liberación Dominicana, llevara una resolución al Comité Central, reafirmando los articulados de los estatutos de la organización morada, que expresan, que la unidad es una estrategia política de preservación y fortalecimiento del partido en los tiempos normales y en las contingencias sociales.

Luis de León,coordinador de la entidad, consideró que los estatutos del partido han establecido por resolución congresual que el PLD se dirige en sus doctrinas y en su accionar conforme a la teoría del boschismo y los preceptos democráticos doctrinarios e ideológicos que le impregnó el profesor Juan Bosch al PLD como misión educativa amparada en la moral y los fueros patrióticos del padre de la patria Juan Pablo Duarte.

´´La coyuntura política nacional e internacional encuentra a América Latina y el Caribe inmersa en el fortalecimiento del proyecto democrático de unidad, integración y modernización de los estados y nuestros pueblos, es inminente ante los conflictos mundiales de Asia, Europa, de Estados Unidos y la presencia sostenida de la injerencia extranjera, consolidar la unidad monolítica de acero de nuestro partido, tal y como lo sentencio el Profesor Juan Bosch:´´ La unidad del partido hay que cuidarla como la niña de nuestros ojos´´.

De León, dijo que todos los peledeístas tienen que levantar la bandera dominicana y la bandera progresista del PLD para defender al gobierno que dirige el presidente Danilo Medina en virtud de que determinados sectores de la oposición política, sociedad civil y la injerencia extranjera se han propuesto desestabilizar la gobernabilidad progresista que ha puesto en marcha nuestro mandatario.

La defensa del gobierno, del Partido y del liderazgo progresista encabezado por el ex presidente Leonel Fernández,es un compromiso patriótico de nación en función de la realidad de los gobiernos hermanos de la región como son: Brasil, Argentina, Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia entre otros, quienes son objeto del acoso de injerencia extranjera y de sectores oligárquicos que pretenden darle un golpe de estado suave a los avances económicos, político,sociales de independencia y de democracia que hemos conquistado a final del siglo XX, y en todo lo que va de este siglo XXI.