Familia destrozada pide libertad de su pariente

Ariel Claribel y la niña....Por Nelsido Herasme

SANTO DOMINGO.-Familiares de un joven del barrio 27 de Febrero, de la capital, quien guarda prisión en la cárcel modelo de Najayo, San Cristóbal, sin formulárselas cargos desde hace 1 año y 6 meses, pidieron a Dios y a la indulgencia de las jueza del Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito del Distrito Nacional, para que su pariente sea puesto en libertad, ya que no es culpable del delito que se le acusa.

Claribel Díaz, esposa de Ariel Abreu Vásquez, en nombre de la familia del prevenido, alberga  la esperanza de que la presidenta del Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, doctora Pilar Rufino Díaz y a las demás integrantes, doctoras Baída Medina y Claribel Nivar Arias, mostrarán sensibilidad ante su pariente y lo libertarán.

El  joven Abreu Vásquez fue acusado de participar en la muerte de Chayan Johan Mata, testigo del asesinato del estudiante de términos de la carrera de química, Otto Amaury Eusebio Javier, ocurrida el 5 de agosto del 2011”.

Un año después de la muerte de Otto Amaury, ocurrida en una barbería de su propiedad, del ensanche Espaillat, dos personas sobre un motor se prestaron a la casa del joven Johan, quien testificaría a favor de su amigo, le quitaron la vida de varios disparos e  hirieron a un menor en brazos de su abuela.

El fondo de la acusación y un desistimiento de la querella será conocida el 28 del mes, por lo que su madre y esposa esperan se falle en su favor.

Al profesor Roberto Eusebio Polanco (Nani), dirigente político y comunitario popular, padre de Otto Amaury, ha expresado que “Ariel Abreu es un preso inocente, porque nada ha tenido que ver con la muerte del testigo de su hijo”.

Dio lamentar su situación, ya que “en el tribunal se reveló que el hermano del principal acusado y sentenciado, de nombre Aneudy, guarda prisión preventiva, sindicado como el “posible matador de  Chayan Johan Mata, testigo de Otto Amaury”.

La familia del joven Ariel Abreu, compungida por el dolor de ver a su pariente cohibido de su libertad por más de un año, manifiestan que este llora, se deprime y enferma en la cárcel de Najayo, al tiempo de esperar con paciencia la voluntad de Dios, la indulgencia de los magistrados, porque en su caso resplandecerá la justicia.

You May Also Like