El pulso político

EDITORIAL

Los beligerantes de las primarias abiertas o cerradas empataron y se fueron a jugar al pulso donde nadie tuvo fuerzas para vencer al rival.

Las alianzas tácticas jugaron su papel, pero sin resultados satisfactorio. Sin los votos de los diputados de Luis Abinader, Leonel Fernández estaría   vencido, y sin el apoyo de Hipólito Mejía, el presidente Danilo Medina habría  perdido las  esperanzas de consulta  externa.

Hipólito fue el peso pesado  en la balanza, porque obligó a que se enviara el proyecto a estudio de una comisión. Ahí no se va a estudiar nada, los diputados no tienen libre albedrío en una pieza de esta naturaleza.

Es ganar tiempo para ver si se consiguen los votos que de  aprobación al voto externo o el interno. Volverá a la agenda del día, cuando una de las partes considera que tiene todo bajo control y que puede imponer sus ideas.

La única salida posible para solucionar este entuerto, es que sin meterlo en una ley, se deje a los partidos que se rijan por los reglamentos electorales, y que cada uno de forma individual  determine la mejor forma de escoger a todos sus candidatos.

No es trascendente para el país las primarias abiertas o cerradas, es más bien la forma de exhibir y medir músculos entre Leonel y Danilo.

Una cosa va quedando clara, para la venidera elección presidencial  no habrá un partido único con la fuerza para ganarla, y las uniones coyunturales serán necesarias. Se darán alianzas de partidos que en el papel son rivales, pero que llevan el mismo camino y trayectoria.

Si surge un tercer partido mayoritario, se romperá el bi-partidismo actual, y se obligaría a una segunda ronda.  De ahí  la importancia de la subsistencia política, dejando a cubierto la retaguardia. Una segunda ronda electoral le da a la tercera posición aportar la fuerza del gane.

En el panorama político dominicano si hay unidad en el Partido de la Liberación Dominicana, todo se consumará en la primera vuelta. El fraccionamiento del PLD, con dos candidatos, uno interno y el otro externo, lleva  en automático a la segunda ronda.

Ya habrá tiempo de poder analizar este fenómeno cuando se dé el fraccionamiento, en caso de que no haya acuerdos de aposento.

You May Also Like