El PRD se recompone II

Por Olga Capellán

Hace tiempo venimos hablando de la necesidad y pluralidad del mantenimiento de los partidos que han sido mayoritarios en la República Dominicana, y que movilizan las grandes masas barriales, piedras angulares para un buen resultado en cualquier proceso electoral, tanto presidencial, así como congresual y municipal de todo el país.

En el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ya comenzó a dar señales positivas, gracias a ese arranque desde este fin de semana que inició su presidente, Ing. Miguel Vargas Maldonado, desde la parte Este del país.

En San Pedro de Macorís se iniciaron los nuevos aires del perredeísmo histórico que tanto esperaba su militancia, Vargas Maldonado arrancó con buen pie, y recibió gran apoyo de sus compañeros de partido, rompiendo todas las premoniciones de los pesimistas que había avizorado el entierro del PRD, ya que no contaban con el optimismo impregnado por la inteligencia que caracteriza a su presidente, y actual máximo líder político.

Ahora rompiendo todos los esquemas, y con la convocatoria a una nueva Convención Nacional, el Partido Revolucionario Dominicano tiene la oportunidad de un relanzamiento político coyuntural, donde los verdaderos dirigentes de los diversos organismos políticos partidistas podrán desarrollarse, mediante un trabajo organizativo que permita un verdadero crecimiento a nivel nacional, y de las seccionales del exterior.

El PRD siempre ha tenido una gran estructura política con gran potencial organizacional, y esta es la gran oportunidad para integrar a aquellos cuadros políticos que por una razón u otra se habían quedado rezagados, solo mirando desde cualquier ángulo, pero no en el punto central del partido.

En el PRD solo faltaba la gasolina para el arranque, ya que los motores están ahí, y ya su presidente está decidido a recuperar el terreno perdido, fue desde ahí como este fin de semana puso en ejecución un plan de movilización de las masas, con miras hacia las elecciones presidenciales a celebrarse en el año 2020, solo faltaba una señal, y Miguel Vargas ya la dio.

Ahora el PRD se recompone y viene por más.

El Partido Revolucionario Dominicano que en las elecciones pasadas correspondientes al 2016, participó en alianza con el partido gobernante en un “gobierno compartido” en apoyo al actual presidente de la república, Lic. Danilo Medina Sánchez, aunque en algunas medidas se ha cumplido parcialmente dicho pacto, pero no lo suficiente para mantener la base perredeísta contenta y en constante crecimiento, es por ello la decisión de su presidente y líder, de abortar esa alianza para participar con candidatos propios en aras de que el PRD recupere su propia identidad.

El presidente del PRD se siente comprometido con el pensamiento peñagomista, ya que el fenecido líder perredeísta siempre quiso aplicar el Socialismo Democrático en un posible gobierno encabezado por el, por y para la gente, siempre pensando en la clase más vulnerable del país, ya no solo de los miembros y militantes de su partido, sino en todo el pueblo dominicano, fue de ahí que llamara a su organización política, el partido de la esperanza nacional.

Ahora que el Ing. Vargas Maldonado ha comenzado con buen pie para devolver la confianza a la base del PRD, debe hacer hincapiés por la integración de todos aquellos dirigentes que aún por una razón u otra se mantienen mirando desde la grada, entre ellos podemos mencionar algunos cuadros políticos de la categoría del Ing. Tonty Rutinel Domínguez, el Lic. Miguel Abud Jorge, Lic. Rafael Nova, Lic. Doro Palmero, y cantidades de dirigentes más que aunque nunca han abandonado las filas de su partido, pero situaciones coyunturales les mantienen casi inactivos.

Pero el líder perredeísta es lo suficientemente inteligente y sabrá como acercar no solo a los compañeros antes señalados, sino también a todo aquel que habiendo abandonado al PRD, desean retornar a su partido, y así poder continuar para llevar a efecto las ideas del Dr. José Francisco Peña Gómez.

San Pedro de Macorís, La Romana, son muestras del gran despegue que ha tenido el Partido Revolucionario Dominicano en su intento de recomponerse, y de seguro que lo hará, mediante el trabajo arduo de todos sus miembros con o sin posición en el gobierno, a través del compromiso contraído con el pueblo dominicano, de ser el partido de la esperanza nacional.

Ya el presidente del PRD dio la señal para el arranque y cada uno de sus miembros deberá aportar al máximo para que la recomposición del mismo, para que al mismo tiempo se materialice y así convertirse en una opción de poder, participando en las próximas elecciones con los mejores cuadros políticos como candidatos provenientes de todos los frentes de masas, para así hacer una nueva conquista del poder político en el país.

Ya era tiempo, al fin el PRD está despertando de aquel sueño profundo, movilizando sus masas para dar todo lo mejor por el bienestar del país, y de su gente, padre he aquí tu hijo perdido.

You May Also Like