agua1Por: Alan Vargas.

Santo Domingo, Oeste:-Mucho antes de que existiera la población que hoy tiene El Café de Herrera, como así le llaman, pero que en realidad es un territorio que pertenece al municipio de Haina próximo al kilómetro 12, ya pasaba por sus entrañas la tubería matríz de agua que suple a casi toda la Zona Franca así como a los barrios de los kilómetros de la carretera Sánchez o avenida Independencia.

Pero lo más difícil en la actualidad, es la escasés del preciado líquido en toda la zona del Café y sectores aledaños. Si eso es difícil, lo más deprimente y doloroso es comprar camiones de agua a precios elevados de 2 mil y 3 mil pesos, por aquellos que tienen la posibilidad y que pueden almacenarlas; pero lo más triste lo vemos en la gente que tiene que comprarla por cubetas a 20 pesos la unidad.

Mientras, por otro lado y relacionándose al caso, los negociantes del H2O, están haciendo su agosto con la venta del producto. El asunto se expande y se extiende, cuando las compañías camioneras o sindicatos de venta de agua, suplen a los cisternistas y éstos a su vez la distribuyen al público al módico precio que ya hemos mencionado, es ahí cuando las necesidades de los pobres se agrába mucho más.

Ahora bien, si el vital líquido es una necesidad humana y primordial, en dónde radica el problema, cuando en el barrio Palmar de Herrera hay un enorme depósito de almacenamiento de unos 5 millones de galónes de agua y, no hay forma de que ésta llegue al barrio del Café de Herrera.

Hagámos un simple ejercicio, algo razonable si es posible; sí quiénes compran agua en camiones cisternas, es con el propósito de sacar ganancias, y si el depósito de almacenamiento siempre está repleto de agua, qué pasa que no llega al Café. Entonces, es evidente que hay un negocio premeditado del importante líquido en ésta zona. Es obvio que hay una intención marcada y con alevosía para que el agua no llegue al Café.

Preguntamos entonces, qué es más importante, el sufrimiento de miles de familias, (hombres, mujeres, niños y ancianos), o el negocio de unos pocos que crean la escasés para sacar veneficios?.

Se recuerda que el tanque regulador de agua potable en El Palmar, de Herrera, por la Corporación del Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD) con una inversión de120 millones de pesos, fue construido en el año de 2007 por el entonces presidente de la república Leonél Fernández, con la intención de satisfacer las necesidades de los barrios: El Abaníco, El Palmár, Ensanche Altagracia, Residencial Santo Domingo, Zona Industrial y el Café de Herrera.

El tanque, el de mayor elevación construido en el país con estos fines, beneficiaría, además de los sectores de Herrera, Buenos Aires, Santo Domingo Country Club, Engombe, La Caoba, Barrio Enriquillo, Mirador Norte y Sur, Residencial Atalah, Bella Vista, 30 de Mayo, Honduras Oeste y Honduras Norte, Los Cacicazgos, Manoguayabo y Bayona.

Dicen los moradores, que apesar de que la obra fue hecha con tales propósitos, nunca han resuelto su problema de agua, alcontrario, se ha agravado por que antes del tanque, el agua casi no se íva, que el problema se empeoró después que llegó un personal a controlar el suministro de éste depósito.

Entienden los moradores del Café, que no es posíble que se tenía agua antes del depósito y que ahora, sólo el residencial Santo Domingo, El Palmar y una parte del Ensanche Altagracia cuentan con el preciado líquido; pero para El Café mandan dos horas de agua cada cuatro meses, como por pena.

Finalmente, piden los residentes, la pronta intervención urgente del director de la CAASD para que habra una investigación y al presidente de la república Danílo Medína para que le dé seguimiento y los ayuden con el abastecimiento del agua que tanto necesitan.