DSC_3084 (1)

Por Wilson Pérez

SANTO DOMINGO.- La vida de miles de estudiantes presenta un cambio positivo gracias al Bachillerato Modalidad en Artes de la Jornada Escolar Extendida que se afianza con la Revolución Educativa del presidente Danilo Medina, estrategia nacional que logra procesos de enseñanza y aprendizaje integrales, funcionales y dinámicos en toda la comunidad escolar.

Muestra de esa evolución y logros es la estudiante María Isabel de los Santos del politécnico Max Henríquez Ureña.

Padece escoliosis lumbar de nacimiento y eso le impedía realizar movimientos con normalidad, no podía hacer nada que exigiera mayor esfuerzo de su columna vertebral.

Gracias a su inclusión en la danza y la motivación de su maestra Anny Cruz, hoy María Isabel es una de las mejores bailarinas del centro y realiza con naturalidad los movimientos que antes no se atrevía. Según ella, ingresar a esta modalidad le ha cambiado la vida por completo.DSC_3097

“He logrado saber cuáles son las posturas que no le hacen daño a mi cuerpo ni mi columna; bailo como cualquier otra bailarina y puedo hacer muchas cosas que al principio no pensaba podía hacer. Hago esto porque me gusta, porque puedo expresar quien verdaderamente soy, lo que llevo por dentro, mis emociones y sentimientos”, explicó la adolescente.

Para ella es necesaria esta modalidad porque muchos jóvenes que sufren de bullying ven una puerta abierta a un ecosistema donde reciben el apoyo necesario para reforzar su identidad.DSC_3111

“A través del arte muchos jóvenes nos encontramos con nosotros mismos y padecer cualquier condición no será razón para ocultarse ni compartir todo lo que somos”.

La vida también le ha cambiado al maestro Wilson Cordero del centro educativo Manuel del Cabral. Empezó como vigilante nocturno (sereno) en la escuela Nelly Biaglli y aprovechaba las noches para dibujar.

Con el tiempo, logró ser maestro y hoy es un docente que impacta positivamente la vida de sus estudiantes por su habilidad pedagógica.